Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

7 maneras de recargar energías durante las vacaciones

La misión de recargar energías durante las vacaciones muchas veces no la podemos cumplir porque, en esos días libres, creamos itinerarios prolongados, programamos muchísimos lugares para ver y, desde luego, tratamos de visitar a demasiadas personas.

En esas tres o cuatro actividades nos agotamos tanto, que no terminamos de disfrutar las vacaciones como realmente deberíamos. De hecho, lo que causa el agotamiento físico y mental durante nuestro día a día es, precisamente, el exceso de energía que le inyectamos a momentos, situaciones y actividades que no lo requieren.

Partiendo de ello, y después de unos largos meses de arduo trabajo, ha llegado el momento de preparar el plan a seguir durante nuestro merecido descanso para, de una vez por todas, poder recargar energías durante las vacaciones.

Entonces, ¿Cuáles son las 7 maneras de recargar energías durante las vacaciones?

Para comenzar, un estudio de la National Center for Biotechnology Information reveló que las participantes, mujeres, eran más felices y más productivas después de unas vacaciones relajantes. Otra investigación aplicada a la calidad de vida asegura que con unas vacaciones más relajantes, los niveles de felicidad de los participantes durarán dos semanas después de finalizar el viaje, antes de volver a su nivel de felicidad de referencia.

En tal sentido, para recuperar la calma, mejorar la salud, la felicidad y la productividad, asegúrate de coger un programa de relax para mujeres con el cual descansar en vacaciones tomando en cuenta los siguientes consejos:

  • Ve a algún lugar donde tu sistema nervioso pueda relajarse. En otras palabras, cuando pienses en un lugar que te genere calma y paz en la mente, ¿A dónde vas? ¿Es la playa o un parque nacional? Probablemente no sea un parque de diversiones con tu suegra, ¿Verdad? Encuentra un equilibrio entre el lugar que tú y tus hijos (si los quieres llevar) puedan disfrutar. Si vas a llevar a los niños, es imprescindible asegurarse de que haya actividades para toda la familia. Esto te permite un tiempo exclusivo para ti.
  • No lo programes demasiado. Esto es fundamental para recargar energías durante las vacaciones y significa quedarse en un lugar durante un período de tiempo (unos días o incluso las vacaciones completas). Intenta hacer solo algunas cosas cada día, como leer junto a la piscina, preparar una comida para la familia, hacer algo activo, etc. El objetivo es tratar de no hacer demasiado en un día. Si crees que una actividad podría ser demasiado para un día, entonces probablemente lo sea.
  • Saborea el momento. Gran parte de nuestras vidas las pasamos corriendo de un lugar a otro, y este es el momento de reducir la velocidad. Establece el objetivo de disfrutar tu tiempo de vacaciones, fomentar las conexiones con tu familia y hacer cosas que normalmente no harías (como recibir un masaje, tomar una siesta, etc.). Porque, probablemente, una experiencia que nunca volverá a suceder exactamente de la misma manera dos veces. El tener experiencias placenteras y relajantes en tus vacaciones, y saborear esas experiencias, es importante para permanecer más feliz por un período más largo de tiempo después de las vacaciones.
  • Cultiva tus relaciones. Cuando tenemos tiempo no planificado, tenemos una mayor oportunidad de conectarnos, escuchar, mostrar aprecio, ser afectuosos y fomentar la generosidad con aquellos que nos importan, por lo que esa interacción con tus personas más cercanas te ayudarán, con seguridad, a recargar energías durante las vacaciones.
  • Sé flexible. No todo tiene que ir según lo planeado. Por eso, si notas que la tensión se apodera de ti, en cuanto a cómo quieres que se desarrolle alguna actividad o momento, medita si realmente merece la pena que te preocupes por eso, o si puedes permitir que esa situación fluya de otra manera.
  • Toma tiempo para ti. Es posible que estés compartiendo tiempo y espacio con otros, pero tienes que detenerte a pensar si puedes dedicarte algo de tiempo todos los días, para, de esa manera, recargar energías durante las vacaciones. Puedes salir a caminar, nadar, leer, etc. Si te tomas este tiempo, tendrás mucho más que dar a tu vida.
  • Alinéate con tu ritmo natural. La instrucción es recuperar tu ritmo original, no ir al ritmo de la jornada laboral. Esto significa comer cuando tengas hambre y detenerte cuando estés lleno, dormir cuando necesites hacerlo, incluyendo siestas, y despertarte cuando tu cuerpo se sienta listo para hacerlo. Reajusta, que tu mente y tu cuerpo te lo agradecerán.

Otra manera de recargar energías durante las vacaciones es asistir a retiros de meditación en silencio. Esto te permite, en parte, a aumentar tus conocimientos sobre meditación para reducir la velocidad con la cual actúas en jornadas laborales difíciles.

¿Ahora ya sabes cómo recargar energías durante las vacaciones? Entonces coge un programa de turismo de bienestar que te haga disfrutar de vivencias enriquecedoras que mejorarán tu calidad de vida, con actividades de ocio y recreo planificadas en los mejores destinos del mundo.

Leave a Comment