Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

¿Cuál es la cantidad correcta de agua para un día de senderismo?

Para un día de senderismo, hay una serie de cosas que debes considerar llevar, como, por ejemplo, botas de adecuadas, un botiquín de primeros auxilios y suministros de alimentos, tal y como te lo he comentado con anterioridad en el artículo 5 imprescindibles para hacer senderismo en cualquier época del año.

Sin embargo, el acompañamiento más crucial es también el más simple: el agua. La pregunta perenne sigue siendo, sin embargo, ¿Cuánta agua debemos llevar al momento de hacer senderismo? ¿Cuál es la cantidad correcta de agua para un día de senderismo? Es por eso que, aquí intentaré ofrecerte la respuesta, tomando en consideración una serie de aspectos clave.

Primero que nada, la regla general para irte de pateo

Hay consensos ligeramente diferentes cuando se trata de la cantidad de agua que debes beber por día, pero la cantidad más comúnmente sugerida es de dos litros para un adulto. Para un día de senderismo, este número aumenta y cambiará nuevamente, dependiendo de variables como la inclinación y las condiciones climáticas: el clima cálido y húmedo hará que sudes más, con lo cual será necesario que tomes más líquido. Sin embargo, en condiciones promedio, aquí hay una regla general:

  • Adultos: Aproximadamente un litro de agua por cada hora de caminata.
  • Niños: Entre medio y un litro de agua por cada hora de caminata.

Lo bueno de medir por tiempo, en lugar de distancia, es que las personas caminan a diferentes velocidades. Al tener una buena estimación de cuánto tiempo durará tu caminata, es más fácil preparar una cantidad suficiente de agua.

¿Cuánto es la duración de tu caminata?

Una pregunta simple que no siempre tiene una respuesta simple. La idea aquí es que, aunque la planificación para el peor de los casos es prudente, tampoco querrás agobiarte con un suministro de agua de 24 horas, cuando solo te irás por 12, o si hay acceso fácil agua potable en ruta.

Realiza una investigación adecuada antes de partir, para considerar el tiempo promedio que toma completar tu caminata, cómo serán las condiciones climáticas en caso de desaceleración y descubrir si se puede acceder a una fuente de agua en algún momento durante la caminata, para rellenar las botellas vacías.

¿Hay fuentes de agua en algún punto de la ruta?

Esta es una consideración clave. No necesitas partir con cuatro litros pesados de agua si hay puntos de llenado de agua de fácil acceso en tu ruta. Claramente, marca en tu mapa o apunta en tu aplicación Wikiloc en lugar en el cual se pueden ubicar estas fuentes, para que puedas prepararte y gestionar mejor tu hidratación.

A mí, por ejemplo, me gusta llevar filtros de agua portátiles que me permiten llenar mi botella de agua en cualquier fuente natural. Esto no solo evita la necesidad de salir con grandes cantidades de agua, sino que también me hace sentir más independiente, lo cual es una gran sensación. Pero, en Tenerife por ejemplo, son contados los senderos en los cuales hay acceso al agua potable.

¿Cuánta agua bebes normalmente y cuánta beberás antes de tu día de senderismo?

No todos somos iguales, y las condiciones no siempre son las mismas. Algunas personas beben agua más que otras, mientras que, si ha tomado un gran trago de agua antes de partir, entonces estás comenzando desde una mejor situación que si no lo hubieses hecho. Toma un gran trago de agua antes de hacer senderismo, y durante la caminata, trata de tomar pequeños sorbos frecuentes en lugar de esperar hasta que tengas sed, que es la manera en la cual el cuerpo nos comunica que está deshidratado.

¿Y si ya estás deshidratado?

Además de tener sed, presta mucha atención a tu orina. Las paradas frecuentes para orinar te indicarán que estás bebiendo suficiente agua, y también observarás de cerca el color: un color amarillo/marrón no es bueno en este sentido, y te indica que consumas inmediatamente más agua. La orina clara es una señal de que estás lo suficientemente hidratado.

Orinar regularmente es una gran señal, así que no tenemos porque avergüences de esto: quienes hacen excursionismo profesionalmente se pueden detener una y otra vez para orinar y es absolutamente normal.

¿Tienes un mochila con tanque de agua incorporado?

Cuando se trata de transportar el agua, las opciones son botellas de agua convencionales o “vejigas de agua”, que son útiles porque no se derraman y vienen incorporadas, por lo general, en una adecuada mochila para senderismo. Además, esta opción es clave, porque puedes acceder al agua de manera más cómoda, incluso sin hacer paradas. 

En definitiva, mientras tengas suficiente agua y sepas adonde vas, tendrás un día de senderismo sin mayores complicaciones.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Puntúalo!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Leave a Comment