Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Definición: ¿Qué es hacer senderismo?

Aunque la mayoría de la gente suele creer que se trata de lo mismo, hacer senderismo (hiking, en inglés) es un actividad parecida al trekking pero con grandes diferencias. El detalle está en que ambas actividades parten de la misma base y para las dos se suele usar gran parte de los mismos accesorios y vestimenta.

Según la RAE, hacer senderismo es una “actividad deportiva o de tiempo libre que consiste en caminar por el monte o la montaña”, mientras que otros conceptos válidos apuntan a “ir a una caminata prolongada por placer o ejercicio, especialmente en un entorno natural”.

Ambos son conceptos muy escuálidos pero correctos. Hacer senderismo es dar un largo paseo recreativo sobre un terreno que varía de relativamente plano a empinado, que suele estar en la zona montañosa, aunque también pueden atravesar áreas urbanas.

El trekking, por su parte, se ubica entre el senderismo y el montañismo. El senderismo sería la actividad más fácil de las tres, el trekking lo sigue en dificultad y el montañismo, por último, es la más complicada de todas.

El trekking es un anglicismo que fue adoptado para definir la acción que consta de una caminata de varios días, que por lo general se desarrolla en sitios remotos, lejos de medios de transporte y sin ningún tipo de infraestructura. Eso significa que durante esa caminata tendrás que acampar y estar preparado para estar lejos de todo las 24 horas del día.

El senderismo, o hacer senderismo, no requiere mucha planificación u organización previa, ya que la mayoría de las excursiones se puede hacer con solo llevar en la mochila los elementos esenciales (como bocadillos, protector solar, gorra, chubasquero, el cargador del móvil, abundante agua y un pequeño botiquín de primeros auxilios, entre otros), porque, salvo a algunas excepciones que leerás más adelante, cada caminata suele tener una duración entre dos y ocho horas.

Es decir, hacer senderismo te llevará solo una mañana, medio día, toda la tarde o parte de la noche, aunque ciertamente puedes caminar todo lo que quieras, porque puedes unir dos o más rutas en un mismo día. Todo dependerá de tus condiciones físicas presentes.

Sin senderos no hay senderismo

Así, tal cual. Más allá de cualquier explicación, un elemento fundamental que debe estar presente para poder hacer senderismo son los senderos, que son aquellos caminos bien señalizados con dificultades que van desde muy fáciles hasta bastante moderados, aunque esto dependerá totalmente de la zona en la que se encuentren.

Estos senderos están clasificados como aptos para hacer senderismo y están autorizados por el Gobierno del país o región en la que te encuentres. En Tenerife, por ejemplo, los senderos homologados por el Cabildo son los que forman parte de la red de Red de Senderos de Tenerife, que cuenta con tres tipos de rutas:

  • Sendero de Gran Recorrido. Se pueden identificar con los colores blanco y rojo, y con las siglas GR. Son senderos con grandes trayectos que se realizan en varias jornadas, dado que su longitud es superior a los 50 kilómetros. Esta es una de las excepciones a la que me refería anteriormente.
  • Sendero de Pequeño Recorrido. Son identificables con los colores blanco y amarillo, y con las siglas PR. La longitud de estos senderos oscila entre los 10 y los 50 kilómetros, aunque algunos de ellos poseen menos distancia, pero se han clasificado como PR debido a la pendiente del terreno, que añade mayor dificultad para la realización de la ruta. En Tenerife, los senderos más populares pertenecen a este grupo.
  • Sendero Local. Por último, estos senderos se identifican con los colores blanco y verde, y con las siglas SL. Su longitud es de menos de 10 kilómetros.

Los senderos homologados hacen que la experiencia sea más placentera y muy sencilla porque, aunque sea la primera vez que camines por ellos, la señalización permite andar con mayor tranquilidad, permitiendo concentrarte totalmente en el entorno.

Finalmente, otras de las características que más representas al senderismo, por ejemplo, es que algunas de sus rutas tienen el mismo punto de inicio y finalización, llamadas rutas circulares. Además de la longitud, la elevación durante el recorrido tiene un papel muy importante al momento de hacer senderismo, porque eso determina cuán difícil es la caminata.

Por lo general, un sendero con características propias de una ruta sencilla comprende el ascenso de 400 metros en una hora, pero, desde luego, eso también dependerá de la dificultad, tanto de la pendiente como del camino como tal.

¿El senderismo es un deporte?

Al hacer senderismo de manera regular estás teniendo un estilo de vida saludable. Como actividad, el senderismo no es un deporte de competición, sino que apunta más hacia una actividad recreativa al aire libre, porque lo puede practicar todo el mundo, porque se puede adaptar al estado físico de cada quien.

En este sentido, no existe una forma estándar para clasificar los diferentes niveles de dificultad de cada sendero, pero por lo general se pueden categorizar en:

  • Nivel 1: Fácil
  • Nivel 2: Moderado
  • Nivel 3: Exigente
  • Nivel 4: Difícil
  • Nivel 5: Muy difícil

¿Te apetece hacer senderismo?

Si quieres hacer senderismo, comienza con hacer una ruta corta y mayormente plana, sobre todo si nunca antes lo has hecho. Ten en cuenta que los primeros 15 o 20 minutos son los más difíciles, hasta que tu cuerpo se habitúa al sendero.

Para ir sobre seguro, intenta ir con un guía de senderismo calificado, que te permita disfrutar del recorrido sin preocuparte por nada más que no sea disfrutar. Ten en cuenta que en el senderismo el viaje es más importante que el destino.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Puntúalo!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Leave a Comment