Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

¿Quieres saber qué comerás durante una dieta depurativa en vacaciones?

¿Te estás planteando hacer una dieta depurativa en vacaciones? Muchas personas consideren que las vacaciones no son el momento más adecuado para iniciar un estilo de vida detox, sin embargo, el desconectar de la rutina haciendo una pausa en las labores cotidianas, pueden favorecerte para lograr establecer hábitos de alimentación saludable durante esos días de tan esperado descanso.

Es decir, las vacaciones podrían significar el punto de partida para comenzar una vida detox y así eliminar las toxinas, alejándote del azúcar, la miel y los edulcorantes artificiales, así como del café, el alcohol y deshacerse del gluten y de los alimentos procesados, que son los causantes de un metabolismo lento, precisamente el factor que promueve a la acumulación de esas sustancias dañinas.

Pero, ¿Qué tipo de comida es la más adecuada durante una dieta depurativa en vacaciones? Lo ideal sería enfocarse en comidas caseras con verduras, frutas, proteínas magras, granos enteros sin refinar y grasas saludables como los aguacates, el aceite de oliva y las nueces, que nos permiten volver al camino correcto y, con suerte, continuar haciendo que estos alimentos saludables formen parte de tu rutina diaria.

Para obtener ayuda para recalibrar tu alimentación y volver a tomar el curso, considera incluir los siguientes alimentos durante tu dieta depurativa en vacaciones:

1. Vegetales, cuantos más mejor

Las verduras son ricas en fitoquímicos, esas sustancias químicas de origen natural que están siendo exploradas por su potencial para regular las hormonas, estimular el sistema inmunológico y prevenir el daño a las células de nuestro cuerpo.

Una buena regla general es incorporar vegetales en la mayoría de las comidas durante tu dieta depurativa en vacaciones, llenando al menos la mitad de cada plato con una variedad de vegetales de colores brillantes (o con sabor fuerte).

Las verduras que se cree que son particularmente buenas para la desintoxicación del hígado incluyen cebollas, ajos, remolachas, alcachofas y verduras crucíferas como el brócoli, la coliflor, el repollo, las coles, la col rizada y las coles de Bruselas.

Otras verduras para comer incluyen espárragos, zanahorias, apio, pepinos, endivias, jícama, colinabo, puerros, lechuga, okra, chirivías, rábanos, colinabos, guisantes, espinacas, brotes, calabacín, batatas, nabolas, berros, yams, yucca, calabacín y vegetales marinos, incluyendo arame, dulse, hijiki, kelp, hojas de nori y wakame.

2. Las frutas no deben faltar

Al igual que las verduras, las frutas contienen fitonutrientes que pueden proporcionar beneficios para la salud. Trata de consumir de cinco a 10 porciones de frutas y verduras de colores por día.

Elige frutas enteras frescas o congeladas, como manzanas, albaricoques, moras, arándanos, melón, cerezas, arándanos, higos, uvas, guayaba, kiwi, limón, lima, arándanos, mango, melón, nectarinas, naranjas, papaya, melocotones, peras, piñas, ciruelas, granadas, ciruelas, frambuesas, fresas, mandarinas y, desde luego, la sandía.

3. Granos integrales y carbohidratos complejos

Todos ingerimos a diario carbohidratos, como pasta y pan, pero durante una dieta depurativa en vacaciones es un buen momento para experimentar y probar otras fuentes de granos integrales y carbohidratos complejos, como arroz, quinoa, cebada, alforfón, farro, amaranto, arroz salvaje, avena, calabaza de invierno y batata, entre muchos otros.

Se prefieren los granos enteros sin refinar, pero también prueba los productos elaborados con los ingredientes anteriores, que incluyen pasta de arroz integral, fideos soba de trigo sarraceno, fideos de vidrio, fideos de algas marinas, fideos de frijol mungo, fideos shirataki, galletas de arroz, hojuelas de quinoa y pan sin gluten.

Además de estos tres tipos de alimentos, también es importante que durante una dieta depurativa en vacaciones puedas incluir frijoles y las legumbres que son ricos en fibra, proteínas y hierro, como las garbanzas, guisantes amarillos y las lentejas, así como también incorporar las grasas de alimentos como el aguacate, las nueces y semillas crudas, el coco y la mantequilla de nueces y semillas.

Finalmente, durante una dieta depurativa en vacaciones no puedes dejar pasar la oportunidad de probar bebidas como el agua, la leche de arroz, la leche de almendras, la leche de cáñamo y el agua de coco o agua de limón, o los diferentes tipos de infusiones, partiendo del té verde.

Una dieta depurativa en vacaciones basada en este tipo de alimentación, es la que encontrarás en un buen programa detox, diseñado por un experto en nutrición y salud, quien te ayudará a sacarle el mayor provecho a un programa de desintoxicación, que puede ser perfectamente en pareja.

El equipo de asesores de ese proveedor de salud, te dará información acerca de los resultados que puedes alcanzar al momento de hacer unas vacaciones detox, y así regresar a la rutina con una apariencia radiante, tu sistema inmune repotenciado y con menos peso, lo que te hará sentir como una nueva persona.

Leave a Comment