Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Razones por las cuales debes viajar mientras seas joven

¿Por qué debes aprovechar viajar mientras seas joven? Si yo pudiera retroceder el tiempo, habría comenzado a viajar mucho antes. No es que sea demasiado adulto ahora mismo, pero la verdad es que hubiese querido comenzar a recorrer el mundo, al menos, unos 10 años antes.

De hecho, si pudiera enviarle un mensaje a “mi yo” de hace una década, le dijera que tiene que hacer todo lo posible por viajar a cualquier precio. Le diría que saliera por ahí, que viera cosas nuevas, que es el momento ideal para hacerlo, incluso si no tiene mucho dinero, como en efecto ocurría.

¿Y a qué se debe esta reflexión? La verdad es que estuve mirando Facebook por un rato y me encontré con uno de mis mejores amigos. Él viaja en cantidad y su última foto era un recuerdo de París que tenía como leyenda: “Viaja mientras seas joven. Incluso si tienes que pedir prestado dinero para hacerlo”.

En honor a la verdad, no pude dejar de pensar en esa foto todo el día. Pero más que en la foto, en el mensaje que la acompañaba. Como alguien que es consciente del dinero que se necesita para viajar y que también espera viajar mucho en el futuro, realmente me impactó.

Me impactó tanto, que decidí crear este artículo con las razones por las cuales debes viajar mientras seas joven. ¿Cuáles son esas razones? En realidad son tres razones fundamentales:

  • 1. Viajar te enseña a vivir una aventura

Cuando recuerdes tu vida, tendrás momentos de los que estarás orgulloso, aunque también, con seguridad, tengas algunos de los que te arrepentirás. Por ejemplo, qué satisfacción sentirás cuando, una vez que seas adulto, padre o abuelo, puedas asegurar que pudiste:

  • Andar en bicicleta por las calles de Amsterdam.
  • Darte un paseo por los Campos Elíseos de París.
  • Caminar al rededor de las ruinas mayas en México.
  • Nadar en las paradisíacas playas de las Maldivas.
  • Recorrer Europa en tren.

Sin importar la edad, todas esas experiencias las pudo haber vivido cualquier persona, pero más probabilidades tiene aquella que hayas decidido viajar mientras fue joven, así como también aquellas en las cuales hayas decidido viajar en solitario. Es por eso que una persona, mientras no tenga mayores responsabilidades, debe tomarse su tiempo de ver el mundo y probar la plenitud de la vida. Vale la pena cualquier inversión, dinero o sacrificio de tiempo que pueda ser requerido para poder hacerlo.

No se trata de vivirlas como un turista común. Se trata de experimentar un verdadero riesgo y aventura para que no tengas que vivir con miedo por el resto de su vida. Y se trata de recordar y compartir tu aventura, e inspirar a otros a salir de ese miedo también.

  • 2. Viajar te ayuda a ser una mejor persona

Durante tu juventud tomarás decisiones que te definirán en el futuro. Las disciplinas que comiences ahora estarán contigo por el resto de su vida. Pero viajar mientras seas joven te cambiará como pocas cosas puede hacerlo. Viajar te colocará en lugares que te obligarán a preocuparte por problemas que son más grandes que tú.

Si vas al sudeste asiático, puedes encontrar el comercio de esclavos. Si lo haces a Europa del Este, puedes ver los efectos del genocidio y la persecución religiosa. Si te pasas por Haití, serás testigo del lado feo del paternalismo occidental y eso te afectará.

De esta forma, comenzarás a comprender que el mundo es un lugar grande. Tendrás un nuevo respeto por el dolor y el sufrimiento que más de la mitad del mundo da por sentado a diario y, además, te sentirás más conectado con tus semejantes de una manera profunda y duradera. Esto te ayudará a valorar muchos aspectos de tu vida, e incluso, poder encontrar una manera de hablar en pro de las personas que necesitan voz.

  • 3. Viajar te permite ser una persona multicultural

Mientras aún eres joven, debes cultivarte y darte la oportunidad de conocer el mundo y las personas que lo integran. No hay nada como caminar por los alrededores de la Torre Eiffel o tener una privilegiada vista de Milán desde la terraza del Duomo. De hecho, puedes leer todos los libros del mundo sobre el Museo de Louvre, pero mientras no veas a la Mona Lisa con tus propios ojos no podrás ver la historia de una manera diferente.

El mundo es un lugar impresionante y está lleno de obras de arte sobresalientes. Lo mejor que puedes hacer es conocer estos sitios mientras seas joven. No malgastes el tiempo. Es posible que nunca lo vuelvas a tener. Hoy tienes una oportunidad única para invertir en “tu yo” del futuro. Hazte el favor de aprovechar esa inversión porque no siempre serás joven. 

Mi recomendación es que experimentes el mundo por todo lo que vale. Conviértete en una persona multicultural, aventurera y compasiva. ¿Y qué pasa si la oportunidad de viajar mientras fuiste joven ya pasó? La respuesta es, sin duda, viajar de todas maneras.

Puede que no sea fácil de hacer, pero encuentra la manera de salir de tu zona de confort, porque realmente nunca es demasiado tarde. Aunque la rutina te esté absorbiendo, intenta viajar. Nunca será más fácil de lo que es ahora para ti hacer lo que realmente importa.

Ten en cuenta que vivir una aventura es importante. Pero también es muy importante compartirlo.

Ya sea para recordártelo a ti mismo, para invitar a sus amigos y familiares a compartirlo contigo o para inspirar a otros a darle el valor verdadero a las cosas que estás viviendo, viaja.

De hecho, crear un blog de viajes puede ser una excelente forma de compartir tu aventura con el mundo. ¿Decidido a viajar mientras seas joven? ¿Te animas a tener un blog de viajes?

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Puntúalo!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Leave a Comment